domingo, 24 de marzo de 2013

24 DE MARZO

Como pasa el tiempo, ya primavera y yo que estos líos de cabeza . Si es que ya es sabido que para las padecemos de ciertos desarreglos neuronales la primavera es muyyy pero que muyyy mala. Yo lo llamo desarreglo neuronal, a mi las conexiones estas me fallan y veo "fantasmas" . Cierto es que he tenido épocas mucho peores, que ahora son crisis más pasajeras y llevaderas.


Así, que para no darle tanto a la cabeza he vuelto a contar puntos, cuando estoy inmersa en contar, hacer y estar atenta a lo que hago, la mente no se me dispersa tanto, por lo tanto espanto los fantasmas.


Así que va una muestra de mi trabajo primaveral







Y ahora voy a terminar porque me esperan unas horas de paz en la piscina, mi otra nueva afición, nadar, nadar y nadar y para terminar una buena sesión de spa .


FELIZ PRIMAVERA




domingo, 13 de enero de 2013

LLEGA EL FRIO

Avanzamos el mes de Enero de este año recién estrenado y llega por fin el invierno, tarde, muy tarde llegan los fríos.




                                                   









Vamos a calentarnos  con estas preciosas cintas



Distintas lanas y distintos puntos empleados, esta colección está hecha con dos agujas.


Feliz semana

Luz







miércoles, 31 de octubre de 2012

CASAS INDIANAS

Son conocidos como “indianos” en toda España a una serie de emigrantes a los que su viaje en busca de fortuna al otro lado del Atlántico les convirtió con el paso de los años en dueños de grandes negocios o industrias y amasaron finalmente fortunas que solucionaron tanto sus vidas como las de generaciones posteriores. Algunas de aquellas industrias o negocios aún perduran hoy a nuestro lado sin darnos cuenta de que su origen fué la emigración.
Por toda la geografía española se pueden encontrar verdaderas obras de arte de la arquitectura hechas por mandato de esas familias “indianas” que nos hacen deleitar al contemplarlas tanto por su belleza como por su originalidad.

Me llamó la atención una deescripción de una casa indiana que se describia en el último libro que me leí y de verdad que son casas para soñar







jueves, 25 de octubre de 2012

CAMBIO DE RUMBO

25 de octubre, mis ganas laboriles siguen desaparecidas, las busco , pero no hay manera no vienen a mi.

He decidido que voy a utilizar el blog para otros menesteres , en espera que haga algo manual, o a lo mejor esa etapa ya acabó.

ESta entrada va a ir de :

CASAS EN LA QUE ME GUSTARIA VIVIR

Yo soy de tierra adentro, bien adentro, el mar ni se huele, pero a mi siempre me ha atraido el mar y vivir cerca de él fue un sueño hasta hace poco, ya  dije que dejé de soñar. Aunque reconozco que ver esas casas me sigue emocionando por eso las pongo aquí






domingo, 21 de octubre de 2012

CUANDO YA ES IMPOSBLE HASTA SOÑAR


Cuando algo va mal yo siempre me refugio en mis sueños, mis sueños me reconfortan, me abrazan y me dibujan una sonrisa.
Ahora casi me es imposible soñar

lunes, 27 de agosto de 2012

NUEVO COMIENZO

Ya están terminando las ansiadas vacaciones y la llegada de un nuevo principio está al caer ¡zassss! en toda la cara una vez más ¿Que hago ahora? esa pregunta me retumba en la cabeza, la pereza que me da volver a iniciar un curso unido a los cambios que nos esperan me dejan extenuada solo de imaginarlo. Y eso que intento ser positiva " tengo un trabajo remunerado que paga los gastos" si si y debo , repito , debo estar contenta, pero es tan duro la vuelta al cole...

Y la siguiente pregunta que me planteo ¿que hago yo este curso fuera del horario laboral? ¿deporte? ¿labores? ¿estudio algo? ¿dejo que los días me marquen lo que me apetece? esto último es muy arriesgado ya que me arriesgo a que solo me apetezca vegetar y perder así parte del día no haciendo nada ¡intolerable!

Necesito un poco de meditación para poner en órden mi cabeza que ahora mismo es una ollaa presión ¡ que pereza todo!. Deberia hacer una lista de necesidades, de prioridades y apetencias y de todo eso extraer lo que voy a hacer para doblegar mi voluntad que es nula.


viernes, 27 de julio de 2012

LOS VIERNES SE VISTEN DE NEGRO

Hoy a llegado a mis manos una carta que quiero compartir, hace mucho ya hice mi defensa de los funcionarios aquí, lo hago siempre en otros medios y por si no queda claro con mis palabras vamos a ver si este catedraático lo explica mejor. En aquél momento tuve alguna que otra consteatción airada, no me importa, acepto todo menos la demagogia .

besos y seguimos defendiendo lo nuestro


FRANCISCO J. BASTIDA.

CATEDRÁTICO DE DERECHO CONSTITUCIONAL


Con el funcionariado está sucediendo lo mismo que con la crisis económica. Las víctimas son presentadas como culpables y los auténticos culpables se valen de su poder para desviar responsabilidades, metiéndoles mano al bolsillo y al horario laboral de quienes inútilmente proclaman su inocencia. Aquí, con el agravante de que al ser unas víctimas selectivas, personas que trabajan para la Administración pública, el resto de la sociedad también las pone en el punto de mira, como parte de la deuda que se le ha venido encima y no como una parte más de quienes sufren la crisis. La bajada salarial y el incremento de jornada de los funcionarios se aplauden de manera inmisericorde, con la satisfecha sonrisa de los gobernantes por ver ratificada su decisión.                                             
       

Detrás de todo ello hay una ignorancia supina del origen del funcionariado. Se envidia de su status -y por eso se critica- la estabilidad que ofrece en el empleo, lo cual en tiempos de paro y de precariedad laboral es comprensible; pero esta permanencia tiene su razón de ser en la garantía de independencia de la Administración respecto de quien gobierne en cada momento; una garantía que es clave en el Estado de derecho. En coherencia, se establece constitucionalmente la igualdad de acceso a la función pública, conforme al mérito y a la capacidad de los concursantes. La expresión de ganar una plaza «en propiedad» responde a la idea de que al funcionario no se le puede «expropiar» o privar de su empleo público, sino en los casos legalmente previstos y nunca por capricho del político de turno. Cierto que no pocos funcionarios consideran esa «propiedad» en términos patrimoniales y no funcionales y se apoyan en ella para un escaso rendimiento laboral, a veces con el beneplácito sindical; pero esto es corregible mediante la inspección, sin tener que alterar aquella garantía del Estado de derecho.


Los que más contribuyen al desprecio de la profesionalidad del funcionariado son los políticos cuando acceden al poder. Están tan acostumbrados a medrar en el partido a base de lealtades y sumisiones personales, que cuando llegan a gobernar no se fían de los funcionarios que se encuentran. Con frecuencia los ven como un obstáculo a sus decisiones, como burócratas que ponen objeciones y controles legales a quienes piensan que no deberían tener límites por ser representantes de la soberanía popular. En caso de conflicto, la lealtad del funcionario a la ley y a su función pública llega a interpretarse por el gobernante como una deslealtad personal hacia él e incluso como una oculta estrategia al servicio de la oposición. Para evitar tal escollo han surgido, cada vez en mayor número, los cargos de confianza al margen de la Administración y de sus tablas salariales; también se ha provocado una hipertrofia de cargos de libre designación entre funcionarios, lo que ha suscitado entre éstos un interés en alinearse políticamente para acceder a puestos relevantes, que luego tendrán como premio una consolidación del complemento salarial de alto cargo. El deseo de crear un funcionariado afín ha conducido a la intromisión directa o indirecta de los gobernantes en procesos de selección de funcionarios, influyendo en la convocatoria de plazas, la definición de sus perfiles y temarios e incluso en la composición de los tribunales. Este modo clientelar de entender la Administración, en sí mismo una corrupción, tiene mucho que ver con la corrupción económico-política conocida y con el fallo en los controles para atajarla.


Estos gobernantes de todos los colores políticos, pero sobre todo los que se tildan de liberales, son los que, tras la perversión causada por ellos mismos en la función pública, arremeten contra la tropa funcionarial, sea personal sanitario, docente o puramente administrativo. Si la crisis es general, no es comprensible que se rebaje el sueldo sólo a los funcionarios y, si lo que se quiere es gravar a los que tienen un empleo, debería ser una medida general para todos los que perciben rentas por el trabajo sean de fuente pública o privada. Con todo, lo más sangrante no es el recorte económico en el salario del funcionario, sino el insulto personal a su dignidad. Pretender que trabaje media hora más al día no resuelve ningún problema básico ni ahorra puestos de trabajo, pero sirve para señalarle como persona poco productiva. Reducir los llamados «moscosos» o días de libre disposición -que nacieron en parte como un complemento salarial en especie ante la pérdida de poder adquisitivo- no alivia en nada a la Administración, ya que jamás se ha contratado a una persona para sustituir a quien disfruta de esos días, pues se reparte el trabajo entre los compañeros. La medida sólo sirve para crispar y desmotivar a un personal que, además de ver cómo se le rebaja su sueldo, tiene que soportar que los gobernantes lo estigmaticen como una carga para salir de la crisis. Pura demagogia para dividir a los paganos.

En contraste, los políticos en el poder no renuncian a sus asesores ni a ninguno de sus generosos y múltiples emolumentos y prebendas, que en la mayoría de los casos jamás tendrían ni en la Administración ni en la empresa privada si sólo se valorasen su mérito y capacidad. Y lo grave es que no hay propósito de enmienda. No se engañen, la crisis no ha corregido los malos hábitos; todo lo más, los ha frenado por falta de financiación o, simplemente, ha forzado a practicarlos de manera más discreta.


Francisco J. Bastida.
Catedrático de Derecho Constitucional.
        Universidad de Oviedo